Estos fudges 0 azúcar me tienen mal

Es verdad estos fudges 0 azúcar me tienen mal. He decidido, y aunque me cuesta mucho, escuchar mi cuerpo. Antes de descubrir este fudge, el chocolate y yo no éramos amigos, no sé porqué. Duré mucho tiempo comiendo chocolate todos los días, la típica pastillita de chocolate amargo, o sino dos o tres. Buscaba por todos los restaurantes y tiendas saludables el mejor chocolate amargo y los probaba todos. Hasta que un día empecé con dolor de cabeza, me daba picazón en la piel, tenía ronchitas extrañas… y mi cuerpo, como por arte de magia, empezó a rechazar el chocolate. Mi cerebro iba por la pastillita diaria pero nuevamente me sentía mal. Por fin tomé la decisión de dejarlo un tiempo y las reacciones adversas en mi cuerpo desaparecieron inmediatamente.

 

No dejé ningún otro alimento, entonces estaba clarísimo, el chocolate debía irse un tiempo de mi vida. Con dolor, ya que he ido abandonando muchos alimentos, éste era otro que debía irse y la verdad parte de mi no quería. No me afectó tanto porque mi cuerpo no me pedía dulce o chocolate. Sin embargo, cuando vi estos fudges de Rachel Mansfield se me abrieron los ojos y las papillas gustativas a millón. Entonces hice mis modificaciones y aquí tienen el resultado final. Son ricas en grasas buenas (que aunque son buenas no debemos abusar de su cantidad); en la foto yo no los partí pero la mejor porción (también por su sabor fuerte) es partirlos en cubitos.

 

Descubrí que el cacao sin azúcar y puro NO me da ningún tipo de síntomas como les describí antes, lo cual me hace muy feliz. Estos fudges son 0 azúcar y libres de culpa. El sabor es fuerte, y les recomiendo que si lo hacen los coman completos ya que la capa de cacao es fuerte entonces se mezcla perfecto con la capa de encima que es súper cremosa y algo dulce. Para mi la mantequilla de girasol es deliciosa, cremosa y tiene un sabor dulzón.

Aquí les dejo la receta:

Ingredientes capa de cacao:

  • ½ taza de cacao sin azúcar
  • 1 tsp de vainilla
  • ¼ taza de aceite de coco
  • 1 tbsp de crema de coco

Ingredientes capa superior:

  • ½ taza de mantequilla de girasol
  • 1/8 taza de aceite de coco
  • 1 tbsp de crema de coco
  • 1 tbsp de colágeno

Procedimiento:

  • En un sartén a fuego medio y con una cuchara de madera derrite el cacao, vainilla, aceite de coco y crema de coco.
  • Introduce esta mezcla en un molde de silicona o en uno normal con papel parafinado cubierto y lleva al congelador.
  • Mientras tanto, en otro sartén introduce los ingredientes de la capa superior y mezcla bien hasta que todos los ingredientes queden muy bien incorporados.
  • Revisa que tu capa inferior esté seca para introducir tu mezcla superior y déjala en el congelador hasta firme. Luego retira y llévala a la nevera.
  • Corta en cubitos.
  • Sirve y disfruta.