Cuando estoy resfriada…

Cuando estoy resfriada. Sí me pasa, no soy perfecta ni inmune. Me voy a morir un día, espero que lejano pero no soy eterna. Eso sí a través de mi alimentación y estilo de vida puedo decir que no me enfermo seguido, soy fuerte y me siento súper bien.

Uno de los motivos por los cuales empecé este estilo de vida saludable es porque soy alérgica a muchos medicamentos químicos. Desde pequeña encontraron que no puedo consumir: sulfas, aines, algunos alimentos, ya que me sientan muy mal. Por esta razón, empecé a consumir alimentos, hierbas, y medicamentos alternativos para cubrir mis opciones químicas. Sin quererlo, estaba trazando mi camino hacia el mundo saludable.

No lo crean, han existido momentos que tengo que tomar medicamentos químicos, es complicado ya que no sabemos cómo reacciona el cuerpo, pero nos toca intentarlo. Sin embargo, mientras esté a mi alcance, intento reemplazar lo químico por ingredientes naturales, fórmulas secretas y fortalecer mi sistema inmune.

Desde hacía casi 8 meses no sentía síntomas de gripa, el domingo, después del partido de Colombia, sentí una leve molestia en la garganta (siempre me empieza así) y luego tuve un partido más estresante de mi hijo en su liga de fútbol. Soy muy nerviosa por naturaleza, creo que ese fue mi detonante para empezar un proceso gripal.

Como saben los que me siguen, llevo semanas sin entrenar debido a una lesión que tuve en la espalda. Ya me siento muchísimo mejor. El lunes quería empezar y como eso estaba en mi cabeza, me dejé llevar. No oí mi cuerpo que me pedía descanso por el malestar de garganta que tenía. Fui a pilates, una práctica, que para mí no es súper difícil. Terminé, me sentí con malestar pero cuando llegué a casa me quería morir. Todo lo que necesitaba el cuerpo para recuperarse lo utilizó en la práctica de pilates. Un error grave creer que mi cuerpo necesitaba ejercicio cuando en realidad necesitaba reposo.

Estos días he tenido un proceso gripal que he cuidado y ya puedo decir que me siento al 80% ya que el 20% tiene tos. Como no consumo nada químico quiero dejarles estos tips que utilizo, completamente naturales para cuidar y fortalecer el sistema inmune de los resfriados.

Para fortalecer el sistema inmune
Este es mi smoothie favorito para tomar antes de temporadas de lluvia ya que eleva el sistema inmune y es completamente delicioso. Yo lo tomaba por temporadas largas para que haga efecto. Recuerda, los remedios naturales no te curan de la noche a la mañana debes ser constante y disciplinada.

Receta:
• 1 taza de papaya fresca o congelada (a mi me gusta la fruta congelada)
• ¼ taza de kéfir de agua (opcional pero aporta probióticos)
• ¼ taza de agua
• 1 cucharada de linaza en polvo
• 1 pedazo de sábila
• 1 cucharadita de polen
• 20 grs de colágeno
Procedimiento:
• Mezcla todos los ingredientes en tu licuadora.
• Sirve y disfruta.


Ahora bien, ya cuando el resfriado llega, no hay nada que hacer. Toca cuidarse y combatirlo. Aquí te dejo mis recetas favoritas en esta etapa, que por cierto no me gusta nada. Hice todos estos remedios caseros que funcionaron súper bien.

1. Me hidraté mucho. No soy de las que toma mucho agua, me cuesta pero en estos días fui súper consciente de hacerlo. Llevaba mi botella de agua al lado de mi cama o escritorio y tomaba mucho agua.
2. Caldo de patas o pollo. Nada que hacer cuando estoy resfriada el sabor, apetito y olor se pierden. Tomar un vasito de caldo de patas con cilantro encima ayuda fortalecer el sistema inmune, te da fuerzas y recubre tu flora intestinal.
3. Aceites esenciales. No soy embajadora de ninguna marca pero sí creo firmemente en DoTerra. Estuve con el vaporizador de la mano con mezclas como maleluca, On Guard, Breath. Adicionalmente, todas las mañanas me levantaba con un vaso de agua con dos gotas de limón y una de orégano para combatir la infección. Me hacía masaje en los pies con On Guard y breath y creo que me hacía muchísimo bien. Si no has intentado los aceites dentro de tu proceso saludable te invito a que lo hagas.
4. En cuanto a suplementos y vitaminas. Muy simple:
a. Vitamina C (tomo todos los días pero cuando estoy resfriada aumento la dosis al doble o triple)
b. Wellness Formula. Una fórmula que tiene una concentración de vitaminas para subir el sistema inmune. Me tomo 3 pastillas en el día. La consigues por Amazon.
c. Zinc. Qué mejor que subir tu sistema con una dosis de zinc ya que eleva tu sistema inmune que está en proceso de combatir una gripa.
d. Tomé shots de jengibre, manzana verde y pimienta cayenne. Este boost natural ayuda a cuidar y fortalecer tu organismo. El jengibre es un antibiótico natural que limpia tu cuerpo de cualquier infección presente. Adicionalmente, una vez lo tomaba sentía que mi cuerpo se revitalizaba y sentía un empujón de energía.
Receta:
Ingredientes:
• ½ manzana verde pelada
• 2 pedazos de jengibre fresco pelado
• Pizca de pimienta cayenne
Procesa todos los ingredientes (excepto la pimienta) en tu extractor de jugos.
Sirve y tómatelo rápido ya que quema.
e. Por último en mis días más fuertes, me como un ajo fermentado. El ajo, al igual que el jengibre tiene propiedades antibacteriales. La receta es increíble y cuando no estoy enferma la miel con ajos la utilizo en mis ensaladas como vinagreta y es deliciosa.
Receta:
Ingredientes:
• 1 cabeza de ajo pelados y ligeramente machacados (así salen más sus nutrientes y propiedades).
• ½ taza de miel pura y cruda
• 1 vaso de vidrio
Introduce los ajos en tu envase de vidrio y luego agrega la miel.
Cierra bien y fermenta en un closet cerrado y oscuro mínimo 10 días.
Los ajos fermentados pueden estar hasta 6 meses en la alacena.
Espero que algún remedio saludable te sirva, lo incorpores y lo disfrutes en tu próximo resfriado. Son comprobados, y aprobados por toda la familia.