Una de mis comidas favoritas

Hay cosas que me fascinan y ustedes las conocen: un buen pan, una buena mermelada, las sopas cremosas y un buen pero buen rissoto. Cuando voy a restaurantes italianos siempre hay en su carta rissoto PERO casi todos tienen lácteos incluidos lo cual me hace súper triste y por eso casi nunca los pido.

No sé porqué, si tanto me gusta, no lo hago parte de mi repertorio en mi cocina. Tal vez porque pienso que me demoro mucho y también porque a Cris no le gusta. Pero la verdad, tenía el arroz arborio de una receta que hice hace unas semanas y me dio un antojo mal de rissoto de hongos.

Me sorprendió lo rápido que se hizo y lo cremoso, suave y un sabor que de verdad no se imaginan! Por eso aquí les comparto la receta para que la hagan y siempre la tengan a la mano.

Ingredientes:

  • 8 tazas de caldo de vegetales
  • 2 tbsp de ghee
  • ½ cebolla blanca picada finamente
  • 1 diente de ajo machacado
  • 2 tazas de hongos cremini (puedes usar los que quieras)
  • ¼ tsp de sal rosada
  • ½ taza de vino blanco
  • Pizca de pimienta negra
  • 1 taza de arroz arborio (yo lo dejo en remojo desde la noche anterior)
  • Orégano fresco para decorar

Procedimiento:

  • Derrite el ghee y sofríe la cebolla, ajo y hongos (aproximadamente 3 minutos).
  • Agrega la sal, vino, y pimienta.
  • Adiciona la taza de arroz arborio y 4 tazas de caldo a cocinar (yo uso una olla eléctrica para hacerlo pero puedes hacerlo en una olla normal grande).
  • Cuando esté suave el arroz agrega las otras 4 tazas de caldo y cocina por 10 minutos más hasta que el caldo se reduzca.
  • Sirve con el orégano fresco.